Noticias


HISTORIA DE LOS CAMBIOS AUTOMÁTICOS

A lo largo de nuestra historia, las cajas de cambio automáticos han ido evolucionando hasta la actualidad. Cada vez son más rápidas y eficientes vislumbrando la desaparición de las cajas manuales en un tiempo quizás no tan lejano.

En el año 1500, Leonardo Da Vinci, inventó un mecanismo que permitía el cambio de velocidad. Estaba formado por dos piezas, una cilíndrica y otra cónica que mediante una serie de engranajes permitía el cambio de velocidades.

En el 1889, Fred Lanchester diseñó el engranaje epicíclico el cual fue un gran avance. Consiguió que la transmisión de par continuase su movimiento durante el cambio de piñón, ya que los dientes quedaban distribuidos sobre varios piñones. Ante las ventajas de esta aportación, la industria adoptó el sistema, ya que ofrecía buenos resultados. La automotriz de Henry Ford utilizó la idea de la caja de Lanchester en su famoso modelo T.

Walter G. Wilson, en año 1928 introdujo un cambio en la transmisión epicíclica. Añadió una palanca selectora bajo el volante con la que el conductor podía dar mar marcha al vehículo siempre que se presionara un tercer pedal. Acabó desarrollando una caja de tres velocidades y marcha atrás.

Más adelante, cuando se finalizó la década de los años 30, General Motors diseñó un sistema de cambio rápido de velocidad y lo introdujo en varios modelos. En 1940, General Motors instaló en sus modelos el primer cambio automático con cuatro posiciones.

 

CONTIUNUARÁ...




Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +