Noticias


CUIDA TU COCHE AUTOMÁTICO EN INVIERNO

El frío nos afecta a nosotros, pero también a nuestro vehículo. Por ese motivo, hay que tener un especial cuidado para nuestro coche con el objetivo de evitar posibles averías. A continuación, os aconsejamos que podéis hacer para conservar en un buen estado vuestro vehículo durante éste invierno. En TTA, SL nos dedicamos exclusivamente a los coches automáticos, aun así, los consejos que os mostramos a continuación se pueden aplicar a todo tipo de vehículos.

  1. Esperar a que el motor se caliente: Una vez que arranquéis el motor, es importante esperar durante unos minutos a que el motor y sus líquidos principales alcancen un mínimo de temperatura, para no dañar las piezas móviles del motor.
  2. Revisar la batería: La batería es una de las piezas que más sufre en invierno. Al cabo de 4 y 6 años las baterías pierden efectividad, con lo cual  se pueden descargar de golpe y pierden la capacidad para recuperarse.  En éste caso se aconseja substituirla al menor síntoma.
  3. Comprobar el líquido refrigerante: El líquido refrigerante es a su vez anticongelante. Os aconsejamos que comprobéis el color y el nivel del líquido. Si el color de éste es vivo (ya sea amarillo, rojo o verde) podemos afirmar que se encuentra en buenas condiciones. Si el color es translúcido, pobre o sucio, es señal de que se ha deteriorado, en éste caso, os aconsejamos que cambiéis el líquido refrigerante-anticongelante.
  4. Revisar el sistema de calefacción: Si no se hace un buen mantenimiento del líquido refrigerante, éste puede acumular residuos en los radiadores y los puede acabar obstruyendo. Por lo tanto, os aconsejamos que reviséis la calefacción y le hagáis una limpieza correcta.
  5. Mantener el circuito de aire acondicionado cargado de gas: El aire acondicionado del vehículo, ayuda a evaporar el vaho de las lunas del vehículo, por lo tanto es esencial su mantenimiento en estas épocas, para que tengáis una buena visibilidad.
  6. Neumáticos: Os aconsejamos que comprobéis la presión de aire, ya que en bajas temperaturas se suele reducir y puede provocar dificultades para adherirse al asfalto.

Si vivimos en zonas donde nieva a menudo y las temperaturas oscilan por los 0ºC es recomendable montar neumáticos de invierno.

 

 




Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +